Rendimientos y minusvalías

Las Afores son la mejor opción para el ahorro de largo plazo, ya que ofrecen un rendimiento neto (rendimiento menos comisión) competitivo con respecto a otros instrumentos en el mercado.

Es normal que los rendimientos de los activos financieros tengan un comportamiento variable. Esto sucede en todos los mercados financieros del mundo y se refleja en mayores o menores ganancias y en algunas ocasiones, en minusvalías.

Si al recibir el estado de cuenta, el saldo es menor al registrado en el anterior, esto quiere decir que hubo minusvalías, es decir, que los mercados financieros tuvieron, en ese periodo en particular, una mayor tendencia a la baja. Esto de ninguna manera quiere decir que esto seguirá así, pues la estrategia de inversión de la Afore está diseñada para que las ganancias en el largo plazo no sólo compensen estas bajas, sino que las superen. Prueba de ello es que a lo largo de los casi 20 años de la creación de las Afores, han tenido un rendimiento nominal anual promedio de 11.9% (a marzo de 2016). Estos rendimientos son superiores a los otorgados por otros instrumentos de inversión, como Deuda Gubernamental y pagarés, por mencionar algunos.

Deja un comentario