Retiro por desempleo

Son recursos que podrá disponer de su cuenta individual cuanto se encuentre sin una relación laboral formal y hayan transcurrido por lo menos 46 días de que su último patrón haya generado la baja ante el IMSS.

Existen dos tipos de retiro:

Retiro A:

Se puede retirar en una sola exhibición la cantidad que resulte equivalente a treinta días de su último salario base de cotización, con un límite de diez veces el salario mínimo mensual general que rija en el D.F. Para este tipo de retiro deberá tener al menos 3 años de registro ante el IMSS y 12 bimestres mínimo cotizados de cotización.

Retiro B:

El retiro puede ser la cantidad que resulte menor entre noventa días de su salario base de cotización de las últimas 250 semanas o las que tuviere, o el 11.5% del saldo de la subcuenta de RCV. Para este tipo de retiro es necesario tener al menos 5 años de registro ante el IMSS.
Si usted cumple con una antigüedad mínima de 5 años y 12 bimestres cotizados, podrá elegir entre el Retiro A y el Retiro B.

Los retiros por desempleo reducen el número de semanas cotizadas por el trabajador, en una cantidad equivalente al monto retirado. Si posteriormente desea recuperarlas, es necesario que realice las aportaciones necesarias para compensar la cantidad obtenida.

¿Qué tiene que hacer para retirar el dinero de su cuenta?

Debe acudir a la Subdelegación Administrativa del IMSS que le corresponda y solicitar la “Certificación de Baja del Trabajador Desempleado” (la cual se la podrán proporcionar a partir del día 46 de desempleo). Una vez que la obtenga llévela junto con su identificación oficial a su Afore para solicitar sus recursos. La Afore deberá entregarle la cantidad que le corresponde en un plazo máximo de cinco días hábiles.

Deja un comentario